Chat en Línea

Reserve en Línea

En la Ciudad de México…

Si aún te preguntas por qué la Ciudad de México sigue siendo uno de los destinos favoritos, no sólo para vacacionar sino para hacer negocios también, aquí te damos algunas de las razones. La Ciudad de México no olvida su historia, tampoco vive de ella, sino que la integra inteligentemente a cada uno de sus barrios y edificios,  otorgándoles una vida que se nutre aún más con el multiculturalismo que le da ser una de las ciudades más pobladas del planeta.

5 Razones para Visitar la Ciudad de México:

  1. Es una de las metrópolis más grandes del mundo, completamente modernizada, con rascacielos y construcciones arquitectónicas que le ganaron el sobrenombre de La Ciudad de Los Palacios, pero que conserva magistralmente una riqueza histórica que es herencia de su pasado, convirtiéndose también en un referente cultural por sus numerosos museos que cubren prácticamente todas las manifestaciones artísticas del hombre.
  1. En la Ciudad de México bien puedes pasar un fin de semana de compras, recorriendo el Zócalo y Centro Histórico, asistir al concierto del artista del momento en el Foro Sol, el Estadio Azteca, la Arena Ciudad de México y el Auditorio Nacional, entre otros, o disfrutar de la presentación de artistas independientes en locaciones más alternativas como El Plaza Condesa, El Imperial en La Condesa y la Terraza del Centro Cultural España en el Centro Histórico.
  1. Cada uno de sus barrios tiene vida y personalidad propia y hay uno para cada tipo de viajero. Desde la ecléctica Zona Rosa con sus galerías de arte, boutiques, restaurantes, cafés, librerías y por supuesto vibrante vida nocturna, hasta La Condesa con ese característico aire bohemio en el que convergen arte, cultura y arquitectura, y Coyoacán, refugio de artistas e intelectuales.
  1. No hay duda del por qué el corazón de la Ciudad de México es su Centro Histórico. No sólo es una cuestión histórica ni de ubicación geográfica, hoy en día el centro sigue albergando una enorme parte de la riqueza cultural, arquitectónica y artística de la capital. Aquí es donde está la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el Zócalo de la Ciudad, la Alameda Central, el Museo Nacional de Arte, el Palacio de Bellas Artes, la Torre Latinoamericana y el Museo del Templo Mayor que aún resguarda invaluables tesoros arqueológicos Aztecas.
  1. Prácticamente en cada zona de la ciudad hay un trabajo arquitectónico para admirar, una escultura, un monumento o un edificio por el que realmente vale la pena detenerse y sólo mirar. Son por supuesto El Palacio de Bellas Artes, el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia, el Hemiciclo a Juárez, El Caballito y la Fuente de la Diana Cazadora algunos de los monumentos más emblemáticos, sin embargo es difícil recorrer cualquier zona de la Ciudad de México y no encontrar un museo, templo o estatua digna de admiración.